Inicio > Entérate > Celebración del Día del Niño, ocasión para una revisión a sus derechos en México

Celebración del Día del Niño, ocasión para una revisión a sus derechos en México

Abril 2009. La celebración del día del niño se genera 1954 cuando la Organización de las Naciones Unidas estableció una fecha para promover y celebrar los derechos de los menores del mundo. A pesar de que las fechas difieren de país a país de acuerdo a sus propios criterios, actualmente son más de cien países los que festejan el día del niño y en México la festividad se realiza el 30 de Abril.

México es uno de los países más poblados, en donde un poco más de 39 millones (37.65%) del total de la población es la relativa a niños y niñas menores de 18 años (Censo 2003) el cual se convierte en un sector demasiado vulnerable debido a la pobreza existente en el país, así como por la emigración de familias y niños del campo a la ciudad y de ciudad a ciudad; produciendo que los niños se queden sin familia y/o se conviertan en parte de la fuerza laboral del país.

De acuerdo a las estadísticas del Consejo Nacional de Población (Conapo), en nuestro país 6.4 millones de infantes viven en municipios de alta y muy alta marginación, no cuentan con servicios de salud, educación ni vivienda.

Ante tal situación, la Organización de las Naciones Unidas ha creado instancias especiales como la UNICEF para que a través de ella los compromisos a nivel mundial a salvaguardar los derechos de los infantes se lleven a acabo, tal como el  Nuevo Programa Mundial para la Infancia, en donde el Estado Mexicano tiene el compromiso de adoptar y realizar acciones en pro de los niños, produciendo así una mayor responsabilidad y acción con dicho sector.

El objetivo es que la aplicación y difusión de los Derechos de los Niños contribuya a establecer políticas sociales más coherentes para la infancia tanto a nivel federal como estatal, incorporándolos como elemento central en las políticas para asegurar la aplicación de la Ley de Protección para Niñas, Niños y Adolescentes, aumentar la asignación de recursos públicos en beneficio de la infancia y aumentar la igualdad en el acceso a los servicios sociales básicos en todas las esferas geográficas, los estratos sociales y los grupos étnicos.

 

En pleno siglo XXI, en México millones de niños y niñas se desarrollan y viven de manera cotidiana en ambientes que ponen en riesgo su integridad física y, en consecuencia, su pleno desarrollo pues además de no contar con el servicio de agua potable dentro de sus viviendas, 13.4 millones  de infantes habitan en viviendas que tampoco poseen conexión al sistema de drenaje; 1.1 millones viven en casas sin electricidad; 5.2 millones habitan en lugares con piso de tierra dentro de sus viviendas y 18.6 millones en espacios con hacinamiento.

Por tal motivo es que el Derecho a la Vivienda en los niños es uno de los ejes nodales de los cabildeos referentes a los Derechos de los Niños y pese a los avances que el Estado mexicano ha logrado en materia de cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño, la violación al derecho de igualdad es un factor que determina en buena medida la falta de disfrute y ejercicio de muchos otros derechos por parte de los infantes mexicanos, de acuerdo con lo propuesto por la Red por los Derechos de la Infancia en su informe alternativo.

En este sentido la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, presenta graves limitaciones, pues carece de un ámbito obligatorio en el ámbito de la República, ya que la infancia es un tema reservado a las legislaturas estatales, por lo que puede ser motivo incluso de controversia constitucional.ninos

Además un factor de importancia considerable es que, de acuerdo al Censo de 2000, la población de entre 0-17 años que vivían en hogares cuyo ingreso familiar era de 2 salarios mínimos o menos alcanzó a 16 millones 478 mil 600 niños y niñas; lo que se traduce en que el 42.6 por ciento niñas y niños en nuestro país viven en hogares con un ingreso menor  a 236 dólares, lo cual convierte a México uno de los países con mayor pobreza infantil.

 De acuerdo al Informe sobre Desarrollo Humano de México 2004 la desigualdad y pobreza del país se concentra principalmente en Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Puebla, Guerrero y Estado de México, estados responsables del 40.3 por ciento de la desigualdad nacional.

Asimismo, la inequidad en la aplicación del gasto público tiene gran impacto sobre el bienestar de los niños y niñas y en la profundización de las desigualdades de los infantes mexicanos. Lo cual provoca también discriminación y privación de los servicios básicos a la población infantil, tales como el servicio medico y educación.

Ante tales circunstancias en el país y dentro de las diversas Convenciones y cabildeos sobre los Derechos de la Niñez se han establecido algunas propuestas tales como:

 

·      Generar desde la legislación y programas medidas para el monitoreo y evaluación del gasto público y su impacto en la infancia y estrategias para incrementarlo acordes con la iniciativa 20/20 del PNUD.

·      Se requieren políticas para evitar la desigualdad generada por el uso y destino del gasto público y en la cobertura a servicios sociales básicos, para evitar la discriminación a grupos específicos, en particular niños y niñas rurales e indígenas.

·      Creación de sistemas nacionales, estatales y municipales de protección de los derechos con autonomía, fuerza jurídica y presupuesto propio para operar y afectar prácticas y políticas públicas.

·      Promover la reforma al Artículo 73 Constitucional, para que la infancia y sus derechos sean de competencia de concurrencia de la federación y de los estados, con la finalidad de proporcionar un marco jurídico apropiado para que la Ley de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, se reforme y pueda incidir en las legislaciones locales.

·      Se requieren de metodologías y herramientas para evaluar la calidad de las leyes de derechos de la infancia frente a la Convención antes de proceder a su aprobación y de mecanismos para reformar las leyes vigentes a fin de que cumplan con el espíritu, principios y disposiciones de este Tratado.

·      Se requieren reformas y adiciones a diversos artículos de la Ley para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes a nivel federal y de sus similares estatales que consideren como aspecto central la creación de un Sistema Nacional de Protección de los Derechos de la Infancia entendido como un conjunto de políticas, planes, programas, medidas, organismos, procedimientos, sanciones y recursos, para promover el conocimiento de los derechos que las leyes estatales, nacionales y los instrumentos internacionales ratificados por el Estado Mexicano, reconocen en favor de los derechos de la infancia

·      Garantizar el respeto de los Derechos de los Niños y adoptar las medidas necesarias para su protección efectiva así como restablecer los derechos a niños, niños y adolescentes que han sido de alguna manera lesionados.

 

Para que tales recomendaciones puedan llevarse a cabo el sistema mexicano debe trabajar con tres componente estratégicos:

 

1. Consejo Nacional de Protección y Promoción los Derechos de la Infancia: organismo rector de las políticas públicas en materia de infancia.

2. Defensoría de la Infancia: servicio de protección y defensa socio-jurídica de los derechos de los niños.

3. Sistema de Información Nacional sobre la infancia: para apoyar la vigilancia y evaluación de políticas, así como la generación de un nuevo conocimiento para el desarrollo, que sensibilice, promueva y aporte al cumplimiento de los derechos de niñas y niños.

 

De esta forma tanto en América Latina como en México la pobreza tiene un rostro infantil. Niños, niñas y adolescentes representan uno de nuestros índices más alarmante en cuanto a la violación de sus derechos, frente a otros sectores de la sociedad. Esta situación es demasiado grave y no sólo en el futuro inmediato sino a largo plazo ya que se condena la reproducción entre generaciones, se restringen dramáticamente las posibilidades de desarrollar sus capacidades y de plasmar oportunidades a largo de su vida.

 Por ello, el próximo 30 de abril debe ser no sólo un día de reflexión sino de acciones que coadyuven a la promoción y defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes del país. Hay que recordar que todos ellos son el futuro de nuestro México y del mundo.

Feliz Día del  Niño, les desea Hábitat para la Humanidad México A. C.

 

“Nosotros no somos la fuente de los problemas, somos los recursos que se necesitan  para resolverlos. No representamos un gasto, representamos una inversión. No solamente somos gente joven. Somos personas y ciudadanos de este mundo. Hasta que otros acepten la responsabilidad que tienen con nosotros, seguiremos luchado por nuestros derechos. Ustedes nos llaman el futuro, pero también somos el presente”

Mensaje del Foro de la Infancia leído ante la Sesión Especial de las Naciones Unidas sobre la Infancia.

 

 

Fuente:  Infancias Mexicanas. Rostros de la desigualdad. Informe alternativo para el Comité de los Derechos del Niño de la Organizacion de las Naciones Unidas 1999-2004

 

http://www.derechosinfancia.org.mx/Documentos/reporte-alternativo-mexico.pdf

Categorías:Entérate
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: