Inicio > Entérate > Principales retos en materia de vivienda en México

Principales retos en materia de vivienda en México

26.5 millones de familias mexicanas de las cuales

17.0 millones disponen de una vivienda apta

9.5 millones se concentran en:

-comunidades urbanas, rurales y semi urbanas de ingresos bajos

-hogares no afiliados en algunas institución de seguridad social

-familias con ingresos  menores a 3 salarios mínimos

 

 Los principales retos que enfrentará nuestro país durante los próximos seis años en materia de vivienda son:

  •  Contar con una reserva territorial suficiente para atender los requerimientos anuales para la construcción de 633 mil unidades de vivienda
  • Consolidar una política habitacional con criterios de ordenación territorial sostenible, que revierta las fuertes tendencias de concentración urbana y dispersión espacial rural.
  • Asegurar el suministro de servicios básicos en las viviendas. Como agua potable, drenaje y energía eléctrica.
  • Alcanzar la meta promedio de construir 633 mil viviendas nuevas y realizar 455 mil mejoramientos, lo que requiere de una mayor oferta financiera para invertir en la edificación habitacional, especialmente en las localidades donde es más significativo el número de hogares sin vivienda, así como el porcentaje  del inventariado habitacional  que debe sustituirse o mejorarse .
  • Reducir los tiempos y el número de trámites involucrados, mediante la promoción de políticas de desregularización, que estimulen, faciliten y agilicen el proceso de edificación habitacional.
  • Atención de los segmentos de la población de menores recursos, debido a que requieren de una respuesta acorde con su nivel de ingresos, vinculada con su capacidad de ahorro. Asimismo se deberá considerar como alternativa para estos segmentos, la vivienda de tipo progresivo y el diseño de esquemas de financiamiento que contribuyan a satisfacer las necesidades inmediatas, de acuerdo con las características de los grupos de población del país como son: vivienda para hogares unipersonales, adultos en plenitud, créditos familiares, etc.  A su vez, es necesario consolidar una política de subsidio directo para  beneficiar a los hogares de bajos ingresos, así como establecer programas de atención habitacional en el ámbito urbano y rural.
  • Promover una cultura del ahorro, que permita a los demandantes de vivienda la integración de un enganche para adquirir su casa o para realizar acciones de mejoramiento de vivienda, a fin de mantener en buen estado el parque habitacional y, de esta manera, detener el deterioro del inventario.
  • Considerar las tendencias de la demanda potencial de vivienda, que representa la población que no cuenta con una vivienda propia y que se consideran como posibles demandantes efectivos de un crédito hipotecario para vivienda, que ha crecido en un periodo de quince  años en casi seis puntos porcentuales, al pasar del 43% en 1990 al 48.8% en el año 2005. Este incremento es resultado de las altas tasas de crecimiento registradas durante las décadas de los 70´s y 80´s, las cuales se ven reflejadas en el aumento de este segmento de la población.

 

Información obtenida de:  Estado Actual de la vivienda en México. Fundación CIDOC / SHF. México Noviembre 2008
Categorías:Entérate
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: