Inicio > Sin categoría > Colaboradores internacionales de Arcelor Mittal construyen oportunidades de mejor vida con Hábitat para la Humanidad México

Colaboradores internacionales de Arcelor Mittal construyen oportunidades de mejor vida con Hábitat para la Humanidad México

Pareciera un cuento donde es difícil, pero no imposible, imaginar a personas de Argentina, Brasil, Estados Unidos, España, México y Rumania en un sólo lugar y con una sola misión: construir tres casas en cinco días.

 Con la entrega, esfuerzo y talento de miembros de Arcelor Mittal, 19 voluntarios se reunieron en Cerrito de Carmargo, Guanajuato, para alcanzar la meta de construcción en apoyo a familias de la comunidad en asociación con Hábitat para la Humanidad México durante la semana del 20 al 24 de junio de 2011.

 El sudor y corazón de los colaboradores quedó plasmado en las paredes de aquellas casas que  se convertirán en el hogar que resguardará a las familias de las inclemencias del tiempo y sobretodo les permitirá recordar la entrega y pasión de tres argentinos, dos brasileñas, un mexicano de Estados Unidos, dos españoles, siete mexicanos y un rumano que pasaron los días construyendo su vivienda no importándoles la lluvia o los rayos del sol para alcanzar su cometido.

 Los voluntarios decidieron dejar atrás la playa y viajar durante sus vacaciones a México para construir el sueño de tres familias y convertirse en voluntarios de Hábitat para la Humanidad México durante 5 días de mucho esfuerzo y trabajo que les permitieron conocer la nobleza de las familias, degustar la comida preparada por la comunidad en el lugar de construcción, aprendiendo así los términos que el idioma español en México tiene en marcha. Los gritos de “mezcla”, “tabique”, “¡música Rosa!”, “hilo” fueron tan sólo algunas palabras que acompañaban al ritmo de construcción en diferente acento según la nacionalidad de los constructores.

 Durante los días de ayuda en México fueron testigos de los resultados más allá de la construcción, “Por fin voy a tener una casa, como yo quería porque le tengo mucho miedo al aire y cuando llueve me pongo muy nerviosa a hora gracias a ustedes mis miedos son menos, cuando me dijeron que iban a venir de todo el mundo a ayudarme no lo podía creer y ahora veo que sí fue cierto. Me encanta estar trabajando con ellos y ahora que termine no sé que vamos a hacer, estoy muy contenta”, son las palabras de Edelmira Maldonado, una de las beneficiarias a quienes ayudaron en la construcción de su nueva vivienda.

 Las propias palabras de los voluntarios son el reflejo de la experiencia y el mejor testimonio que cualquier nota pudiera decir:

 “Es increíble viajar de tan lejos, para ver a gente de tu propia empresa y tratarlos como si fuésemos amigos de mucho tiempo atrás y hacer equipo para construir el sueño de personas que no conoces tampoco pero te entregan el alma al recibirte”, dijo alegremente Fernando Leyva representante de Laredo, Texas.

 “Estoy más que feliz, yo venía a ayudar y resulte ayudada” comentó Alice Franco, de Brasil.

 “Quiero regresar en un tiempo y ver que pasó con Rosa y su familia, saber si regresó su marido de Estados Unidos, ver como esta su casa y que ha pasado con ella y su vida”, agregó Pedro Ramírez, de España.

 “Es una experiencia bien bonita, es un logro para mi y todos mis compañeros también el poder apoyar, la satisfacción es increíble, se siente muy bonito poder ayudar sin recibir nada a cambio” es la experiencia que compartió Sergio García, de Lázaro Cárdenas, Michoacán, México.

“Me encanta la experiencia. No conocía la existencia del sistema, es una experiencia para querer repetirla ya que merece la pena ofrecer parte de tu tiempo para apoyar a esta gente sencilla y maravillosa, una experiencia que sinceramente no esperaba el resultado, pensaba que no sería tan seria la cosa, pero ahora veo que la necesidad de la gente es algo importante, estoy encantado de estar aquí y preparado para organizar mis próximas vacaciones y estar aquí”, comentó José Luis González, de España.

 “Estamos muy contentos, muy felices de haber recibido este grupo, de poder trabajar con Hábitat para la Humanidad que nos hace ver y ayudar a hacer este sueño para poder tener comunidades más sustentables y los compañeros geniales, muy contentos, muy motivados y las familias siempre muy especiales.

La construcción fue muy buena, muy cansada, muy genial, tenemos dolor por todas partes del cuerpo, en partes que no sabíamos que teníamos, pero muy satisfactorio, es muy importante para cada uno como ser humano, como profesional trabajador, el vivir esta experiencia, definitivamente le da el valor agregado a la vida de cada persona que tiene la oportunidad para participar”, comentó Rebeca Araya, coordinadora de la brigada por parte de la fundación Arcelormittal.

Rebasando el objetivo de solidaridad, esfuerzo y coordinación como equipo internacional, los voluntarios de Arcelor Mittal han dejado más que construcciones en la comunidad de Guanajuato, han dejado testimonio de la voluntad y el corazón del mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: