Archivo

Archive for the ‘Defensa de la Cuasa’ Category

Hábitat para la Humanidad responderá ante las necesidades de vivienda en Haití después del terremoto

Da click y observa el Video de Ricky Martin,quién se une a Hábitat para la Humanidad en pro de la comunidad Haitiana 

Hábitat para la Humanidad Internacional responderá ante el terremoto de 7.0 cerca a Puerto Príncipe, y está actualmente evaluando el impacto en la vivienda adecuada en Haití.

“Hábitat para la Humanidad movilizará todos los recursos disponibles para atender las necesidades de vivienda de las familias afectadas por el terremoto de magnitud 7,0 que sacudió a Haití este martes” dijo Torre Nelson el vicepresidente de la oficina de Hábitat para la Humanidad en América Latina y el Caribe. “Estamos monitoreando muy de cerca la situación de Hábitat para la Humanidad Haití. Empezaremos los esfuerzos de la respuesta ante la catástrofe lo más pronto posible”

Recientes reportes de los medios estiman que 3 millones de personas han sido afectadas. El embajador de Haití en Estados Unidos ha llamado al terremoto “Una catástrofe de grandes proporciones”

La habilidad de respuesta de Hábitat para la Humanidad dependerá del apoyo de donantes, voluntarios, socios corporativos y otras organizaciones comunitarias. Donaciones pueden ser hechas a través de la página http://www.habitat.org.

Este desastre ha dejado en la desprotección a miles de familias que desde el día de la tragedia duermen en las calles, pues no hay refugios habilitados y las condiciones de vida de los afectados son insalubres e inseguras.

El equipo de desastres de Hábitat esta ya en Puerto Príncipe y han generado un plan acorde las necesidades, este equipo garantiza la eficiencia de los recursos y envía informes periódicos sobre las acciones implementadas.

La Respuesta de Hábitat para la Humanidad
Necesidades básicas como primeros auxilios, comida, agua y refugio son las más urgentes tras un suceso como este, para tratar de mitigar efectos dañinos como el esparcimiento de enfermedades, inseguridad y miedo. La meta de Hábitat para la Humanidad es ayudar a familias de escasos recursos que están en necesidad de una vivienda debido a este desastre y también proveer una respuesta humanitaria de emergencia con la rehabilitación y acondicionamiento de refugios.

Limpieza y trabajo por paga.
Hábitat para la Humanidad planea ayudar con la limpieza y los esfuerzos de rehabilitación movilizando gente para limpiar áreas donde se levantarán refugios y hogares rehabilitados. El tamaño de la respuesta dependerá del apoyo que Hábitat pueda movilizar. Un programa de limpieza por paga organizará a las comunidades y les proveerá herramientas (palas, carretillas, barras, etc,). Las personas limpiarían los escombros y recuperarían los materiales que podrían ser reciclados en la construcción de refugios. El involucramiento en actividades productivas provee un flujo de dinero para aquellos afectados por el desastre que les ayuda a satisfacer necesidades básicas como la alimentación y también contribuye a su salud mental, al proveerles una oportunidad proactiva y positiva de ayudar en la recuperación del país.

Kits de refugios
Los Kits de refugios son un paquete básico de materiales (Paneles de madera, plástico reforzado, fibrocemento y otros materiales como planchas de zinc, clavos, soga, martillos, etc.) Aunque el costo del Kit será determinado por el costo de los materiales, los cuales normalmente se encarecen después de un desastre, estimamos que el costo de distribución de los un Kits será de US $950 por familia.

Los kits serán distribuidos a las familias por empleados y asociados de Hábitat, quienes han sido entrenados en respuesta a desastres y técnicas de construcción. Hábitat ha estado implementando escuelas vocacionales en Haití por 3 años y tiene una gran cantidad de maestros constructores y carpinteros certificados listos para asistir en la construcción de refugios en Puerto Príncipe.

Refugios Transitorios
Para la siguiente etapa de respuesta, Hábitat para la Humanidad planea reparar hogares dañados y también reconstruir, utilizando un modelo de refugio transitorio, donde el refugio satisface la necesidad inmediata de las familias, pero también proporciona la estructura básica para levantar una edificación sobre el mismo a largo plazo. El modelo va acorde con los estándares de “Esfera” y cumple con las siguientes especificaciones: Un hogar de 17.5M2, cobertizo de 2.5 metros y una letrina/ducha de 4M2 separada del hogar. El diseño incluye piso y estructura de concreto (vigas y paredes provisionales), paneles de pared que pueden ser cubiertos más adelante con un material más permanente, y un techo anti-huracanes (planchas de metal o micro-concreto) a un precio estimado entre los US $2,000 y los
US $3,000.

Hábitat para la Humanidad ha estado trabajando en Haití por 26 años y utilizará su experiencia y recursos locales para movilizar recursos destinados a la recuperación de edificaciones a largo plazo.

Acerca del Departamento de Respuesta ante Desastres

La misión del departamento de Respuesta ante Desastres de Hábitat para la Humanidad consiste en desarrollar modelos de programas innovadores para la reducción de riesgos y asistencia de vivienda en apoyo de intervenciones sostenibles en comunidades vulnerables o afectadas por desastres o conflictos. A través de la educación, la capacitación y las alianzas, el departamento también contribuye a incrementar la capacidad organizacional de la comunidad global de Hábitat para la preparación y respuesta ante desastres

 

Antecedentes de la organización

Hábitat para la Humanidad,  es una organización internacional con presencia en 100 países (entre ellos México)  trabaja desde 1976 para “Erradicar la vivienda infrahumana del Mundo, haciendo de la vivienda un tema de conciencia y acción”. Desde entonces hasta ahora, hemos construido a nivel mundial mas de 350,000 viviendas, ayudando a que mas de 1.77 millones de personas tengan un lugar seguro para vivir y crecer dignamente.

 Debido a los desastres naturales, Hábitat Internacional ha creado un área especifica para la atención a desastres que desde 1998 colabora en la reconstrucción de viviendas e implementación de primeras acciones. Desde entonces hasta ahora, ha participado en la atención de 20 desastres, entre ellos:

–        Tsunami: Afecto la India, Indonesia, Sri Lanka y Tailandia.  Resultado: Más de  20,000 familias beneficiadas con casas permanente y 5,000 personas entrenadas en mitigación de desastres.

–        Katrina : Afecto Louisiana. Resultado: 1,300 familias de bajos ingresos accedieron a una vivienda.

–        Terremoto China 2008: en la 1ª fase Hábitat construyó 728 viviendas resistentes a terremotos y en la segunda fase está construyendo actualmente escuelas, centros de salud, bibliotecas y centros recreativos.

 

Anuncios

UNFPA – Estado de la población mundial 2007

Liberar el potencial del crecimiento urbano – Capitulo III

Revisión de las políticas. Contra la pobreza urbana

“Expulsar de las ciudades a los pobres mediante desalojos o prácticas discriminatorias no es la respuesta adecuada. Frente a la creciente urbanización de la pobreza la única solución duradera y sostenible es ayudar a los pobres urbanos a integrarse en la trama social de las ciudades”.

Calles a contramano y nuevas avenidas

Para satisfacer las necesidades de la población urbana en acelerado aumento, estimular el desarrollo tanto urbano como rural y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los planificadores y los encargados de formular políticas deberían reconsiderar sus prejuicios contra el crecimiento urbano, porque esta actitud es ineficaz y suele ser contraproducente. Además, obstaculiza las iniciativas para la reducción de la pobreza.

Hay claras pruebas de que la urbanización puede desempeñar un papel positivo en el desarrollo social y económico. Según muestra la experiencia histórica, ha habido una fuerte correlación estadística entre urbanización y crecimiento económico. En la actualidad, las ciudades tienen por lo general más potencial que las zonas rurales para reducir la pobreza. En las ciudades se localiza principalmente el crecimiento económico de la mayoría de los países y una parte desproporcionadamente alta de la producción económica nacional corresponde a las ciudades: “Los países muy urbanizados tienden a tener ingresos más altos, economías más estables e instituciones más sólidas y suelen estar en mejores condiciones para resistir la inestabilidad de la economía mundial”.

La proximidad y la concentración otorgan ventajas a las ciudades en cuanto a la producción de bienes y servicios, al reducir los costos, apoyar la innovación y fomentar los efectos sinérgicos entre diferentes sectores de la economía. Pero la proximidad y la concentración también tienen potencial para mejorar directamente la vida de la gente, a un costo inferior al de las zonas rurales: por ejemplo, las ciudades pueden ofrecer acceso a la infraestructura y los servicios básicos a un costo mucho más bajo, en beneficio de toda su población. Como resultado, en general los niveles de pobreza en las ciudades son inferiores a los de las zonas rurales, la movilidad de la población desde las zonas rurales a las ciudades contribuye a reducir los niveles generales de pobreza a escala nacional.

La gente percibe intuitivamente las ventajas de la vida urbana y esto explica porque cada año millones de personas emigran a las ciudades. No obstante, en países en rápido proceso de urbanización, muchos planificadores y encargados de formular políticas quieren prevenir el crecimiento urbano. Estas actitudes carecen de fundamente y además tiene consecuencias negativas par la reducción de la pobreza. El derecho a la ciudad, definido en la Meta 11 del Objetivo 7 de los OMD sigue siendo una aspiración esquiva frente al prejuicio contra la expansión de la ciudad prevaleciente entre los responsables políticos.

La renuencia de los encargados de formular políticas a aceptar la urbanización ha levantado una barrera contra la corriente de avances promovidos por los movimientos sociales  urbanos. En los últimos años, las organizaciones locales de pobres urbanos (OPU) y las organizaciones no gubernamentales (ONG) han logrado notables avances en sus acciones colectivas para mejorar la vivienda, la infraestructura y los servicios, mitigando y reduciendo en gran medida la pobreza urbana. Cada vez se reconocen más esfuerzos: la Conferencia de Hábitat 2006 fue, en muchos sentidos, una celebración de su éxito.

No obstante, con frecuencia las comunidades locales se han visto obligadas a superar los obstáculos impuestos por las autoridades locales y nacionales, pero si se hubiera adoptado un enfoque más propicio y con mayor apoyo, se podrían haber conseguido mayores logros de importancia crucial.

Para contribuir a que la urbanización avance en la dirección debida, es preciso que los encargados de formular políticas revisen los supuestos subyacentes a su prejuicio antiurbano.

Deberían estar en condiciones no sólo de avanzar a favor de la corriente, sino también de encauzarla hacia la mejora del hábitat urbano y la reducción de la pobreza. En el presente capítulo se ilustra esta cuestión relacionada con un tema crítico para la reducción de la pobreza urbana: las necesidades de los pobres en materia de vivienda.

 

PARA VER EL DOCUMENTO COMPLETO VISITA NUESTRA SECCIÓN Entérate…

A continuación una lista de los principales tópicos abordados en el resto de documento.

 TRATAR DE IMPEDIR LA MIGRACION DEL CAMPO A LA CIUDAD ES UN INTENTO VANO

-Respuesta a las necesidades de los pobres en materia de Vivienda. / Un avance cuántico: Nuevo escenario para la vivienda

¿CUANTOS NUEVOS URBANISTAS SON POBRES?

-Regulación de los mercados del suelo urbano:  ¿Misión imposible?

TIERRAS PARA LOS POBRES FRENTE AL RÁPIDO CRECIMIENTO URBANO

Promoción, votos y acción:  La necesidad de liderazgo  /  Una dosis de realismo  /  Preparación para el futuro                “La formación de tugurios no es ni inevitable ni aceptable”

PREPARATIVOS PARA LA EXPANSION URBANA EN LAS CIUDADES INTERMEDIAS DEL ECUADOR

Categorías:Defensa de la Cuasa

Un tercio de las mujeres del mundo vive en viviendas inadecuadas

Adital –

El acceso a una vivienda adecuada es un derecho fundamental del ser humano garantizado por varios acuerdos y tratados internacionales. Sin embargo, en muchos países ese derecho todavía no es totalmente respetado. La situación se vuelve peor cuando las mujeres son las líderes de la casa.Según Sonia Cárdenas, coordinadora del Área de Movilización Social de Habitat, de Habitat para la Humanidad Chile, aproximadamente un tercio de las mujeres del mundo viven en una vivienda inadecuada. Esto demuestra que el derecho a la vivienda precisa ser respetado como un derecho humano, teniéndose en consideración también la cuestión de género.

De acuerdo con la Coalición Internacional para el Habitat (HIC), las mujeres aún enfrentan discriminación y situaciones complejas, como problemas para conseguir la posesión legal de los terrenos y la desocupación forzada. Esto porque, en la mayoría de los países, hay una tendencia de que el hombre es el que detenta la propiedad legal del terreno. De esta manera, no es raro encontrar mujeres divorciadas o separadas del marido sin casa o viviendo en condiciones precarias con la familia.

Dificultad de acceso al mercado de trabajo y bajas remuneraciones también son factores que inciden sobre la calidad de la vivienda de las familias que tienen mujeres como líderes del hogar. Para cambiar esta situación, varias organizaciones del mundo están realizando proyectos de desarrollo de viviendas dignas para familias cuyas mujeres son las responsables de la casa. 

En Chile, por ejemplo, entre 2007 y 2008, 1.892 familias lideradas por mujeres fueron atendidas por proyectos que ayudan en el acceso habitacional. Situación semejante ocurrió en México, donde el proyecto “Mujeres mueven el mundo”, de Habitat para la Humanidad México, construyó cien casas para familias lideradas por mujeres que vivían en condiciones de marginación y pobreza, en diez diferentes estados de México.

La organización Habitat para la Humanidad también está ayudando a mejorar la vivienda de familias en Guatemala y Paraguay. Cerca de 3 mil casas son construidas, por año, por la organización en Guatemala. En Paraguay, la campaña “¡Por la casa 1000, manos a la obra!” pretende llegar a ese objetivo en junio de este año. Iniciada en 1998, la campaña, hasta diciembre del año pasado, ya había construido 900 casas, beneficiando a casi 5 mil ciudadanos paraguayos. Tal iniciativa está siendo alcanzada con la ayuda de voluntarios, empresas y comunidades de diversas partes del mundo.

Con informaciones de Hábitat para la Humanidad

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=38781